¿Creéis que es lo mismo enamorarse que encontrar el amor?

Mucha gente cree que estar enamorado es encontrar el amor, pero no es así, enamorarse es un estado emocional en el que se siente atraído por otra persona, existe una idealización, es encontrar “la media naranja”, es sentir mariposas en el estómago, se trata de una serie de respuestas fisiológicas y cambios químicos en el hipotálamo mediante la segregación de dopamina.chico-muy-enamorado-fiestas-san-valentin-pintado-por-queyla-9802313

Se trata de la primera fase del proceso, pero no es el definitivo, si esto no evoluciona, no se pasa a la fase de amor. Para pasar de enamorarse a encontrar el amor, se requiere un proceso de cambio, de maduración, de querer compromiso con esa persona, se trata de una elección consciente de la otra persona, de ver a la otra persona tal y como es, con sus fallos y imperfecciones, y aun así seguir queriendo compartir la vida con ella. Hay una aceptación del otro.

¿Qué es más real?

Son diferentes fases de un proceso. Mucha gente cree que cuando deja de sentir lo del principio (el subidón= el enamoramiento), el amor se ha acabado porque la intensidad de la emoción no es tan grande, pero justamente ahí puede empezar o no ese amor “verdadero” que tanto se anhela.

Se puede tener un punto de vista más realista si vemos que las personas somos humanos con defectos y virtudes, pero reales, la idealizar-2idealización que se tiene en la fase de enamoramiento no es auténtica, vemos a alguien perfecto y esto no puede existir.

¿Por qué terminar una relación cuando empezamos a conocer a la persona de verdad? Bueno, depende de lo que busques: si lo que buscas son emociones intensas, entonces cada 6 meses – 2 años aproximadamente que dura la fase de enamoramiento, tenemos que cambiar de pareja.

 Algunos somos buscadores de perfección en muchos ámbitos y todavía más en el amor. Por lo que a veces podemos descartar a personas posibles como pareja po
r el hecho de verles alguna imperfección. Buscamos la perfección del otro porque creemos que nos va a aportar felicidad. Pero no es así, la felicidad empieza justamente por aceptarnos a nosotros mismos tal cual somos y a la persona que amamos.

Un ser imperfecto puede llevarte a ver las estrellas y los caminos más apasionados de tu vida.